TURISMO

 

LA RUTA DEL CALIFATO

 

La Ruta del Califato comunica dos de las capitales más importantes de la historia hispanomusulmana, Córdoba y Granada, dos polos entre los que bascula el inmenso legado cultural, político y social que supuso la existencia de Al Andalus, una civilización de rasgos únicos e irrepetibles. Y entre ambos un territorio fe leyendas, guarniciones, atalayas, de pueblos notables , de gentes y de costumbres. Es una ruta marcada por dos elevaciones Sierra Morena en Córdoba y Sierra nevada en Granada. Los territorios que conforman esta ruta estaban incluidos, en época Omeya en tres provincias o coras. Córdoba, cabra y la de Ilbira, que se beneficiaron y recibieron la influencia  del apogeo del califato cordobés, cuya capital era el foco de cultura más brillante de todo Occidente, siendo escenario de episodios y aventuras cantadas en el romancero medieval. La ruta comienza en Córdoba donde se divide en dos ramales: el eje principal, al norte, y que se ajusta al trazado de la N-432, por Baena y otros pueblos como Espejo, castro del río o Alcauete, y el eje más meridional que se interna por villas como Lucena y Priego. Ambos caminos confluyen en Alcalá la real para a través de Moclín ir acercándose a Granada. En ambos podremos disfrutar del nuestro más hermoso legado. Por el primero, llegaremos a Espejo, donde nos sorprenderá la silueta de su castillo sobre un cerro. Más está Castro del río al que se le suponen antepasados anteriores a la llegada de Roma. Después Baena que conserva variados monumentos de su pasado esplendor y aunque tengamos que desviarnos de la ruta no debemos dejar pasar la localidad de Zuhares que se levanta  a los pies de una cordillera que le dieron el nombre. Es uno de los pueblos más pintorescos y su castillo mantiene el equilibrio sobre un enorme risco. En la segunda están entre otras localidades, Fernán Núñez, donde destaca su Palacio Ducal o Montemayor con los restos del castillo de Dos hermanas o Lucena en cuya Plaza Nueva se encuentra el castillo musulmán famoso por haber servido de prisión a Boabdil, capturado en la batalla de Lucena. En Alcalá la Real se unen, localidad desde donde partieron los reyes Católicos para recibir las llaves de Granada y en ese camino nos encontramos con Moclín que ocupaba una posición de primer orden en este amplio sistema defensivo que recorre los ramales de la ruta del Califato; su castillo presenta dos recintos claramente diferenciados por sendas murallas y después Pinos puente, Guevejar, Cogollos Vega, Alfacar y Viznar, todos ellos con una historia, con una huellas de nuestro pasado más esplendoroso que todavía hoy podemos experimentar.

 

    Foto:   Alcalá la Real