TURISMO

 

GRANADA (III)  -  LOS PALACIOS NAZARÍES

69_patio_leones.jpg (11733 bytes)A los Palacios Nazaríes se accede a través de la Plaza de Armas, pudiéndose contemplar desde sus torres todo el esplendor de Granada, con el laberíntico Albayzín y la peculiar fisonomía del Sacramonte. Las estancias son típicas de los Palacios árabes constando de la sala del trono, el palacio de Comarex, las salas del harén y privadas, el palacio de los leones y la sala de audiencias, sala Mexuar. El palacio de Comares es la construcción principal que se abre al Patio de los Arrayanes, con arcadas sobre columnas delgadísimas. Sin duda el más conocido es el Patio de los leones. Los musulmanes, poco dados a las esculturas animalistas, pusieron aquí la excepción a la regla, concretamente Mohamed V. Alrededor se abren varios aposentos a través de arcos que apean sobre 124 columnas pareadas de mármol. La fuente central está sostenida por doce leones y en el borde externo está grabada una bella composición poética de Ibn Zamrak. La sala de los Ajimeces da paso al Mirador de Daraxa, nombre de la preferida de Mahoma y desde el patio se accede también a la sala de los Abencerrajes que recuerda un episodio sangriento de las muchas leyendas que encierran estos muros. Resaltan en estos palacios su bella decoración y la importancia del agua y la luz. Es impresionante pensar en la vida dentro de aquellos palacios, u a vida repleta de belleza y armonía. Por eso es preciso entretenerse en ellos, gozar con la contemplación, porque les aseguro que cuando salgan tendrán deseos de volver.

 

    Foto: Patio de los Leones