RiberNET: REPASO A UN AÑO  

 

Con motivo del aniversario de nuestra revista, nos hemos decidido a hacer un repaso a las noticias más importantes acaecidas durante el año. Nos centramos, sobre todo, en los aspectos económicos y en los grandes proyectos que han llenado nuestro espacio.

 

UN AÑO HOTELERO

Este último año ha estado marcado en la Ribera por dos cuestiones esenciales. Por un lado las importantes iniciativas que se han tomado dentro del sector hotelero, motivadas quizás por un mayor movimiento turístico en la zona y en las que no faltó la polémica a raíz de la concesión por parte del Ayuntamiento de Tudela de un solar público a la empresa AC Hoteles. Por otro, los nuevos proyectos energéticos que se han ido implantando en la zona, y sobre todo, la llegada de los primeros parques eólicos a la Ribera. No olvidaremos en este resumen del año, el aspecto empresarial, con Corella y Cintruénigo como principales protagonistas.

 

El sector hotelero

Este sector es uno de los que mayor protagonismo ha tenido en este último año debido, por un lado al cada vez mayor atractivo turístico que ofrece la Ribera y, sobre todo, Bardenas y por otro a los nuevos proyectos nacidos de ese empuje y en los que no ha faltado la polémica. El primero en iniciar la batalla por las mejoras fue el Hotel Villa de Castejón que, buscando rentabilizar al máximo sus grandes instalaciones, apostó por convertirse en un lugar de encuentro no sólo para comercios y empresas, para las que creó una serie de salones específicos, sino también para las familias que deseen pasar el día, potenciando sus aspectos de ocio.

La polémica llegó después, cuando el Ayuntamiento de Tudela aprobó en pleno sacar a concurso la adjudicación de la antigua casa de la misericordia para la construcción de un hotel de lujo, argumentando la falta de plazas de este tipo en la ciudad. La cuestión más debatida fue el pliego de condiciones que estipulaba un plazo de presentación de proyectos de 20 días y la ausencia de un canon mínimo. Mientras, los hoteleros ya instalados expresaban su desacuerdo con esta acción, aunque no se oponían a nuevas iniciativas, sí temían la posible competencia desleal en el caso de no existir demanda suficiente, además de ver con malo ojos la implicación de la administración en un negocio que se supone lucrativo y en un mercado de libre empresa. El Ayuntamiento decidió adjudicar a la empresa AC Hoteles de Antonio Catalán el derecho de superficie de los terrenos con un canon anual de un millón. El anteproyecto de AC contempla una inversión de 475 millones y la creación de 20 puestos de trabajo con una dotación de 47 habitaciones y un gran salón de banquetes. La empresa cuenta ya con la licencia para el derribo del edificio aunque, por ahora, no se ha iniciado ninguna obra.

Mientras se resolvía el concurso, el Hotel Tudela Bardenas tomó la iniciativa y anunció una nueva inversión de 250 millones en su ampliación con un proyecto atractivo y moderno dirigido al turismo y al cliente sed la zona, y que en estos momentos está prácticamente terminado

Otro de los que se renovó fue el restaurante Maher que invirtió 160 millones en la reforma de sus habitaciones que se hicieron más amplias, reduciéndose el número a la mitad, pero más confortables. Al mismo tiempo, se estudiaba la posibilidad de instaurar el segundo Parador Nacional de Navarra en el castillo de Cortes, una cuestión que todavía continua estudiándose.

Pasado el tiempo, la tempestad del concurso para el hotel de lujo se calmó y los empresarios hosteleros fueron respondiendo ante la nueva situación creada, preparándose para una mayor competencia y quizás unas mayores expectativas. Se creó así la Asociación de Empresas Turísticas de la Ribera a la que se adhirieron con el objetivo de promocionar el turismo de la zona y con el aliciente de la declaración de Bardenas como Parque Natural.

 

La energía

Las iniciativas energéticas han sido variadas en nuestra zona. En abril del pasado año se anunciaba el interés de dos empresas Hidrocantábrico e Iberdrola por construir en Castejón dos centrales térmicas de ciclo combinado puro con una inversión total entre ambas de 60.000 millones. Como es lógico surgió la preocupación por las consecuencias medioambientales que el Gobierno de Navarra se encargo de desmitificar.

Mientras tanto se instalaba el primer parque eólico de la Ribera, promovido por Eólica Navarra que se inauguró oficialmente en septiembre de 1998 con una inversión superior a los 4.000 millones. Al mismo tiempo, la empresa anunciaba la construcción de nuevos parques en Caparroso y Tudela que hoy en día están en proceso.

En lo que se refiere al gas natural, ha continuado a buen ritmo el Plan de gasificación de la Ribera, inaugurándose gasoductos importantes como el de Corella-Cintruénigo-Fitero. Un plan que llevará el gas a 23 municipios de la zona y llegar en el año 2004 al 80% de la población navarra.

La energía solar también tiene su hueco puesto que empieza abrirse un amplio mercado. Línea Solar, empresa corellana que comercializa su propio prototipo de compacto térmico para la obtención de agua caliente sanitaria, empezó este año a ampliar sus miras hacia otros sectores solares, eólicos e incluso realizando proyectos de arquitectura bioclimática.

También hubo en el sector eléctrico importantes uniones como la protagonizada por Instalaciones Eléctricas Armendáriz y Huguet conformando una Asociación de Interés Económico. La primera ha iniciado proyectos solares y de ahorro energético que se consolidarán gracias al gran departamento técnico de Huguet, una empresa presente en toda España.

Mientras tanto, las empresas preocupadas por el ahorro energético continuaron invirtiendo para la cogeneración de energía con plantas de producción propia a través de generadores, como hizo Cerámica Tudelana que este año amplió su planta de cogeneración, consiguiendo autoabastecerse de energía y logrando exportar a la red con el consiguiente ahorro y beneficio empresarial.

(continuará)

 

Escribe: Marta Elía