TURISMO

 

VIANA


40_viana.jpg (13136 bytes)Viana fue fundada en 1219 por el rey Sancho VII El Fuerte que merced a las ventajas concedidas a sus pobladores, atrajo para habitarla a gentes venidas de varias aldeas de la zona con el objeto de reforzar ese flanco del Reino fronterizo con el de Castilla, así se conservan todavía parte de las murallas levantadas con ese propósito, su historia continuó la senda real que la había fundado, constituyendo Carlos III el Noble en 1423 el principado de Viana en la persona de su nieto Don Carlos, una figura de sobra conocida en Navarra. Con estos orígenes no es de extrañar que Viana sea una localidad monumental en la que se puede disfrutar de la estancia, paseando por sus históricas calles o visitando sus edificios más notables como la iglesia de Santa María, un templo monumental que fue construido entre el 1250 y1329 en estilo gótico. En el XVI se erigió la torre y se esculpió la magnífica portada renacentista; el convento de San francisco, la Casa Consistorial, un edificio construido sobre soportales a finales del siglo XVII, el balcón de toros del Ayuntamiento, además de las casonas nobiliarias blasonadas que podemos encontrar en toda la villa. En ella podemos vivir un trozo importante de la historia de Navarra, con sus personajes más ilustres, Sancho El Fuerte o el Príncipe de Viana o César Borgia que fue nombrado condestable de Navarra. Asimismo, Viana destaca también por su gastronomía, presidida por los productos hortícolas que nacen a las orillas del Ebro, especialmente los pimientos y los espárragos, sin olvidar el vino, acogido en esta comarca a la denominación de origen Rioja.

 

    Foto: Iglesia de Sta. María. Pinturas de Paret