ENTREVISTA A ANTONIO DE MIGUEL, ANTIGUO SECRETARIO DEL SINDICATO DE HUERTAS MAYORES 

 

riegos_30.jpg (8738 bytes)En el pasado número les informamos sobre cómo se habían vuelto a ejecutar la alhemas de batir, un derecho adquirido por Tudela, que tras algunos años de pleitos con Tarazona volvieron a hacerse realidad el pasado 24 de noviembre. En esta ocasión hemos entrevistado al que fuera secretario del Sindicato de Huertas Mayores, Antonio de Miguel, hoy jubilado, para que nos explique no sólo lo ocurrido, sino un trocito de nuestra historia.

Pregunta.- ¿De dónde proceden las alhemas?

Respuesta.- El conocimiento primero que se tiene data de Alfonso el Batallador, es decir, del año 1134, en el siglo XII, con lo cual serían ocho siglos de reconocimiento histórico. En los archivos municipales del Ayuntamiento de Tudela, algunos documentos privativos del Sindicato, que se mantienen en el archivo porque el sindicato no tiene medios para conservarlos, se refieren ya a ese derecho que son las alhemas.

P.- ¿Siempre ha habido pleitos en torno a estos derechos históricos?, ¿Desde cuando se puede hablar de Huertas mayores?

R.- En el siglo XV ya se empieza a llamar la zona Herederos de Güertas. Sobre esta cuestión, por ejemplo, ya se aportaron muchos documentos en relación con uno de los pleitos que hubo, el de la balsa del Pulguer, hará unos 20 años. En esa balsa nunca habían ido los tordos a pernoctar, pero hay un tamarigal enorme alrededor de la balsa, en el tamariz que es muy fuerte, fueron entonces los tordos. Entonces surgió la moda de cazarlos con redes. Subieron un año los cazadores de Tudela y Murchante y colocaron las redes y cogieron miles. Huertas Mayores decidió permitir la caza para no estorbar, pero luego fuimos al alcalde, Rafael Añón, en aquel entonces, y se dijo que si aquello era del sindicato se pagaría lo que fuese por la utilización para la caza. Pasaron los meses y no se recibía nada. Decidimos ir a pleito. Se nos dijo que la balsa era del Ayuntamiento porque estaba en terrenos comunales. Era cierto, estaba en terrenos comunales , pero dentro de los comunales hay muchas fincas de particulares y esta es una, la balsa del Pulguer que tiene mil o 1.500 robadas de tierra, propiedad de Huertas Mayores. Después de dos años de pleitos se documentó que esos terrenos estaban concedidos a los herederos de Guertas. Así se demostró la propiedad de la balsa del Pulguer. Eso ha quedado completamente resuelto.

P.- Pero ha habido más problemas.

R.- Hubo un problema también grande con la Laguna de Lor. Que se llena con aguas de las alhemas, sin éstas no sería necesaria la Laguna. Y hay datos de 1300 sobre la laguna, ya que Carlos III El Noble se reservó los derechos de pesca para la pesca del esturión y de sus huevas. Antes había esturiones hasta en el río Ebro, hoy ya no hay. Puso una señal en el centro de la Laguna para que cuando las aguas bajen a esa señal no se pueda coger más agua y así ha sido durante siglos y siglos. Pero surgieron los problemas. La laguna pasó de nobles a nobles, hasta llegar a los antecesores de la Duquesa de Alba, que tuvieron algunos problemas económicos y tuvieron que venderla, sin tener en cuenta que era propiedad de Huertas Mayores. Cuando nos dimos cuenta no pudimos ir como habitualmente, ya que se había vendido por dinero, así que teníamos que ir a una expropiación, mediante la ampliación. Costó más de 15 años, ya que los que habían adquirido la laguna tenían mucha amistad con el yerno de Franco. Cuando ya murió, se declaró de utilidad pública, se ejecutó la obra de ampliación, y pasó de un hectómetro cúbico a ser de 1,7 y se hizo la expropiación. Pero dentro de la expropiación, el que la había adquirido se siguió reservando la pesca, por lo que sigue existiendo la señal.

P.- ¿Y además de esa propiedades, las alhemas que son derechos también tuvieron sus pleitos?

R.- Durante siglos y siglos le consta a Tarazona que estamos llenando la laguna de Lor, incluso desde tiempos reales, con Carlos III. Las alhemas se consiguieron por la fuerza porque Tudela era una ciudad importante, la segunda del Reino. Las alhemas son todas del río Queiles, y durante 10 meses son alhemas normales, es decir, que sólo tiene derecho Tudela al agua que entra ya en Navarra. Tarazona riega toda su huerta y la que ya no puede aprovechar, esa tiene que dejarla ir a Tudela, excepto algo que queda, unos sesmos que se llaman, una sexta parte, para Cascante, Ablitas y Murchante, todo lo demás es para Tudela y esto ocurre todos los 26 de mes durante ocho días. Mientras la de batir es la totalidad, y entonces Tarazona no puede regar durante los siete días que dura la alhema de batir que sólo se produce dos veces al año, el 26 de marzo y de noviembre, las normales duran un día más, y comienzan con la salida del sol, no a una hora concreta.

P.- Y de ahí surgen los problemas

R.- Sí, porque Tarazona comienza a decir que Tudela ya tiene el canal de Lodosa. Lo tiene, es cierto, pero para la mayor parte de la Huerta mayor que son 13.000 robadas de las 15.000 con las que cuenta, pero el resto no puede regar del canal. Entonces se podía solucionar poniendo una elevación pero es costosísima y Huertas Mayores no va a ser tan tonta de privarse de un derecho.

P.- Muchos dirán que un derecho tan antiguo puede quedarse obsoleto

R.- No cabe decir eso, ni cabe esa invocación de Tarazona sobre tener ya agua del canal, porque entraríamos a poner en duda derechos como la propiedad, los derechos son sagrados y los de agua más que los de la propiedad de la tierra, porque el agua vale más, ya que la tierra sin agua no sirve.

P.- Muy relacionado con la importancia que le dieron los árabes al agua

R.- Exactamente, aquí todo el regadío es árabe, todos los nombres son árabes, alhema, alcazaba, alhamín, ya que son los artífices del regadío.

P.- Las alhemas de batir se seguirán practicando.

R.- Seguramente intentarán más cosas. Me imagino que habrán recurrido al Constitucional, para ganar tiempo, aunque es absurdo, porque ¿qué tiene que ver el Constitucional con una Ley que no tiene que nada que ver con ellos, que es diez siglos más antigua?. Además ¿qué inconstitucionalidad puede haber en asuntos de derechos de aguas?. Las huertas han existido de siempre, y desde los romanos se han regado, pero se regían por la costumbre, ya que en Navarra la costumbre hace ley. Leyes escritas no existen como tales sobre la constitución del sindicato, hasta la Ley de 1876, y la primera ordenanza del sindicato es de 1877, una año después de la ley, la segunda Ley de aguas de 1879 que ha durado hasta 1985 y que cambiaron los socialistas, se adaptaron las ordenanzas al nuevo modelo y después se ha vuelto a modificar.

P.- Hay cosas curiosas dentro de la historia de los riesgos como los castigos.

R.- Sí, antiguamente se castigaba aplicando el fuero de Sobrarbe, el Tortum per Tortum, el ojo por ojo. Consistía en que heredad regada, heredad talada. Así cuando había una denuncia sobre alguien que había regado sin derecho, subía el alcalde de Tudela, con los maceros, timbaleros, alguaciles y peones, por si tenían que luchar, y si había alguna finca regada con aguas que pertenecían a Tudela en ese momento, se talaba lo que en la finca hubiese, fueran olivos o cualquier otra cosa. Eso se hizo durante siglos, pero al final desapareció. La importancia del agua ha hecho que al Tribunal de aguas se le haya dado un poder muy grande aunque ya no se castiga como antes sino que se castiga mediante valor pecuniario, porque la Ley de aguas así lo han reconocido. Un Tribunal que corresponde al sindicato y que son, por tanto, agricultores. Aunque ahora pude apelarse en un contencioso como puede hacerse con una orden ministerial.

 

Escribe: Marta Elía