TURISMO

CASCANTE

cascante_17.jpg (17963 bytes)Cascante celebra en estos momentos sus fiestas patronales y, como es habitual, aprovechamos para hacer una visita a esta singular localidad. Y digo singular porque Cascante es Cascantum, ciudad romana, en la que se conserva todavía el trazado de la vía romana, aunque asfaltada. De esa época poco queda ya, pero podemos disfrutar de otras muchas cosas. Lo más característico es, por supuesto, la subida la Basílica de Nuestra Señora del Romero, con una galería porticada de 39 arcos de medio punto sobre pilares. Al llegar, un poco sofocados, eso sí, encontramos la Basílica, un templo de finales del siglo XVII de estilo barroco. Conserva en su interior un órgano portátil del siglo XVII, último ejemplar de este tipo en Navarra. Asimismo, podemos visitar la iglesia de la Asunción del siglo XVI, aunque tuvo que ser reconstruida tras un incendio, en 1939, aunque se conservan algunos valiosos elementos como la torre campanario o una portada del XVI. Otra de las iglesias es la de la Victoria que formó parte del antiguo convento de los Mínimos. Además de visitar estos edificios podemos hacer alguna excursión, por ejemplo, a la Laguna de Lor, a menos de 2 kilómetros, donde podremos disfrutar de su rica fauna. Para terminar no debemos olvidar los generosos vinos de la tierra. Las Bodegas de Cascante abren sus puertas al visitante, y estando en fiestas, no hay mejor momento para disfrutar de este caldo regalo de los dioses o de la tierra.

     Foto: Basílica de Nuestra Señora del Romero