Entrevista con el EuroDiputado Joam Colom i Nadal   


Durante las III Jornadas sobre Europa Joam Colom i Naval, diputado del parlamento europeo perteneciente al Grupo Socialista Europeo y miembro de diversas comisiones, estuvo en Tudela comentando algunos de los retos que se presentan en Europa para los próximos años. Durante su charla explicó las grandes reformas para el 2.000 como la política agraria y la reforma de los Fondos de Cohesión. Hablamos con él para conocer más a fondo lo que nos espera y en lo que debemos mejorar.
joamcolom.jpg (11061 bytes)

P. Realmente, ¿la Agenda 2000 está concretada o quedan muchas cosas por determinar?

R. Están más concretados los programas que las finanzas. Los programas están bastante elaborados y es bastante razonable pensar que en el plazo de un año se puedan aprobar. Lo que no está tan claro es que la financiación esté definida porque estamos manejando muchas hipótesis, variables que no están diseñadas desde crecimiento del PNB, hasta cuestiones como cual va a ser el resultado de estas reformas de los fondos estructurales o de la PAC. Todo ello se une a la circunstancia de que Alemania está en campaña electoral y que, por tanto, sería un error tocar el tema financiero antes de que se resuelva porque crisparía la situación de quien, en definitiva, es el principal socio económico de la Unión Europea, porque Alemania representa casi un tercio de la economía europea.

 

P. Es decir, se sabe qué hacer, pero no con qué

R. Más o menos sería eso y además hay una insatisfacción en el sentido de que los medios actuales no son los óptimos. Hay unas deficiencias, hay elementos que llevan a que el ciudadano comunitario tenga una reacción negativa, se prestan a demagogia. Y esto hay que solventarlo.

 

P. La Agenda 2000 trae consigo la reforma de la política agraria común. Las ayudas ya no van a ser las mismas. Se reducen, pero no se terminan, al parecer se van a canalizar de otra forma, ¿respondiendo quizás a su función ecológica?

R. Esa es una de las posibilidades que se están estudiando, también hacer más inversiones en infraestructura y desarrollo rural y más ayudas directas a la renta en lugar de ayudas a los precios o a las producciones, porque las ayudas a las producciones son contrarias a las normas del comercio internacional. Esto último ya no va a poder ser después del 2003, no sólo para nosotros, tampoco lo podrán hacer EEUU ni Japón, es un acuerdo internacional dentro del GATT. Lo que pasa es que nuestros semejantes en el comercio internacional ya lo tienen cambiado, están adaptados y nosotros no, en eso Europa va retrasada.

 

P. Se va a tender, entonces, hacia una agricultura de grandes explotaciones

R. En la reforma se va a hacer como dos ejes distintos, uno estaría dirigido a la mejora de la eficiencia en la agricultura. El otro es que va a haber una sección social, por ejemplo para la agricultura de las zonas de montaña o zonas de secano, o árticas. Habrá como dos capítulos, aunque yo creo que será más importante cuantitativamente el primero que el segundo, el de eficiencia. Pero ayudas va a seguir habiendo porque el presupuesto de la Comunidad crece, el gasto agrícola crece, y en concreto las medidas estructurales para la agricultura son las que aumentan, incluso para los quince, en unos 30.000 millones de pesetas al año. Sí me preocuparía o me movilizaría para saber qué tipo de ayudas estructurales se requieren, qué medidas concretas me interesan, porque con el mismo dinero se pueden hacer cosas geniales o barbaridades.

 

P. Son muchas las empresas que están haciendo mejoras, pero ¿la industria española va a estar preparada para el mercado europeo?

R. Creo que lo está. De hecho, estos último años hemos aumentado nuestra exportación industrial al seno de la Unión Europea en unas cifras brutales, casi un 200%. Estamos vendiendo más, en Alemania hemos triplicado nuestras ventas. La pequeña y mediana empresa están compitiendo muy bien, aunque lo va a notar más en el euro, le va a facilitar mucho su competitividad, y vamos a salir beneficiados. Lo que debemos mejorar mucho es la formación de nuestro capital humano y aquí en España lo que nos falta son empresarios preparados. Hay un déficit de organización empresarial importante y de preparación empresarial para el sector de las pymes. Se confía demasiado en la tradición. Porque ingenieros, obreros cualificados etc tenemos. El otro sector que nos falta es una buena formación profesional exhaustiva. No tenemos suficientes sectores, la oferta no siempre responde a la demanda, se ha mejorado en los últimos 20 años, pero no tenemos aún una formación profesional equiparable a la que tienen en Alemania.

 

P. En investigación tampoco es que estemos muy bien

R. España está muy por debajo de la media comunitaria o de Estados Unidos o Japón pero desde el 95 hemos conseguido sacar más dinero para investigación del dinero comunitario que anteriormente. El 95 fue el primer año en que España consiguió crecer su cuota en el programa Marco comunitario de investigación y tecnología. Ahora, las empresas españolas tampoco invierten. Estoy hablando en términos generales, hay regiones que tienen más tradición exportadora, otras regiones la tienen más inversora y de investigación y quizás sería uno de los elementos a mejorar.